El Gobierno establecerá la obligación de contratar un seguro para los patinetes eléctricos

El Gobierno establecerá la obligación de contratar un seguro para los patinetes eléctricos

El Gobierno español ha aprobado recientemente un proyecto de ley que transformará el paisaje de los patinetes eléctricos en las ciudades.

Como ya habíamos avanzado en anteriores publicaciones de nuestro blog, esta medida surge como respuesta al creciente número de accidentes y al aumento de la popularidad de estos vehículos.

Ampliación del concepto de vehículos a motor

Según la nueva legislación, todos los patinetes eléctricos deberán estar asegurados con una póliza de responsabilidad civil a partir del 2 de enero de 2026. Esto incluirá la asignación de matrículas identificativas, diferenciándolos así de las bicicletas eléctricas, que quedan excluidas de la obligación de seguro.

Impacto y alcance de la normativa

La medida no solo redefine qué se considera un vehículo a motor, sino que también amplía su ámbito de aplicación, abarcando incluso el uso dentro de fábricas y explotaciones agrarias.

Se espera que más de dos millones de patinetes eléctricos sean asegurados, lo que generará un nuevo mercado evaluado en 200 millones de euros, con primas anuales estimadas en unos 100 euros en promedio.

Registro y fecha de implementación

La normativa establece la creación de un registro oficial de patinetes eléctricos y otros vehículos similares, fundamental para facilitar el aseguramiento. La fecha límite para cumplir con estas nuevas regulaciones es el 2 de enero de 2026.

Exclusión de bicicletas eléctricas y mejoras en indemnizaciones

Las bicicletas eléctricas han sido deliberadamente excluidas de esta normativa para no interferir con las políticas de movilidad sostenible del Gobierno. Además, la nueva legislación contempla mejoras en el sistema de valoración de las indemnizaciones por daños personales en accidentes de tráfico, incluyendo ajustes anuales basados en el IPC y la inclusión del lucro cesante para los empleados del hogar asegurados.

Este cambio legislativo no solo busca mejorar la seguridad vial y proteger a los usuarios de patinetes eléctricos, sino también estandarizar y regularizar su uso en el entorno urbano y más allá.

Con ello, se espera mitigar los riesgos asociados y fortalecer la protección tanto para los usuarios como para terceros afectados por accidentes relacionados con estos vehículos emergentes en nuestras ciudades.