Contrato de Renting y coches eléctricos: Todo lo que necesitas saber

Contrato de Renting y coches eléctricos: Todo lo que necesitas saber

El contrato de renting se ha convertido en una de las opciones más populares para garantizar la movilidad empresarial.

A través de una cuota fija, las empresas pueden disfrutar de un vehículo sin preocuparse por la propiedad, incluyendo múltiples servicios que facilitan su gestión diaria. Pero, ¿cómo funciona exactamente este contrato y qué implica cuando hablamos de coches eléctricos o híbridos enchufables? En este artículo, te lo explicamos todo.

¿Cómo funciona el contrato de renting?

El renting es un contrato atípico, ya que no cuenta con una normativa específica que lo regule. En su lugar, se basa en las normas comunes del Derecho de Obligaciones y Contratos, además de la jurisprudencia que interpreta este tipo de acuerdos.

En esencia, el renting permite el uso de un vehículo sin transferir su propiedad al arrendatario. Las obligaciones del arrendador incluyen la satisfacción mensual del precio del arriendo y el uso diligente del vehículo, asegurando que el conductor cuente con la licencia de conducir correspondiente. Tanto el tiempo de duración del contrato como el kilometraje pactado son fundamentales, y su incumplimiento puede llevar a penalizaciones.

Renting de coches eléctricos o híbridos enchufables

Aunque no existe una normativa especial para el renting de coches eléctricos o híbridos, su funcionamiento es similar al de los vehículos tradicionales. La principal diferencia radica en la mecánica y las garantías del vehículo, que no afectan directamente a la contratación.

El Real Decreto-ley 29/2021 establece que desde el 1 de enero de 2023, los aparcamientos en inmuebles de uso no residencial deben tener al menos un punto de carga por cada cuarenta plazas. Esto facilita la integración de coches eléctricos en las flotas empresariales, fomentando la movilidad eléctrica y el autoconsumo de energías renovables.

Resolución anticipada del contrato de renting

La resolución anticipada de un contrato de renting se considera un incumplimiento contractual, lo que suele conllevar una penalización. Esta penalización puede alcanzar hasta el 50% de las cuotas pendientes, dependiendo del clausulado del contrato. Por ello, es crucial revisar las condiciones de resolución antes de firmar.

Exceso de kilometraje en los contratos de renting

Una de las limitaciones más comunes en los contratos de renting es el kilometraje pactado. El exceso de kilometraje se penaliza, cobrando una cantidad específica por cada kilómetro adicional recorrido. Sin embargo, algunas compañías ofrecen bonificaciones si el kilometraje final es inferior al suscrito en el contrato.

Obligación de instalar cargadores para coches eléctricos

Según el Real Decreto-ley 29/2021, desde el 1 de enero de 2023, los edificios no residenciales con más de 20 plazas de aparcamiento deben instalar puntos de recarga para coches eléctricos. Esto incluye tanto aparcamientos interiores como exteriores. En términos generales, se requiere una estación de recarga por cada 40 plazas hasta 1.000, y una estación adicional por cada 100 plazas adicionales.

Para los edificios pertenecientes a la Administración General del Estado, se exige una estación de recarga por cada 20 plazas hasta 500, y una adicional por cada 100 plazas adicionales.

Conclusión

El renting se presenta como una solución flexible y eficiente para empresas que buscan garantizar la movilidad sin asumir la propiedad del vehículo. Con la creciente adopción de coches eléctricos e híbridos enchufables, entender las implicaciones y beneficios de estos contratos es más relevante que nunca. Revisar detalladamente las cláusulas del contrato y estar al tanto de las nuevas regulaciones, como la instalación de puntos de carga, es esencial para aprovechar al máximo esta modalidad de alquiler.

 

Style Selector