Cuidado con el «Phishing». Tu banco puede considerarlo negligencia por tu parte

Cuidado con el «Phishing». Tu banco puede considerarlo negligencia por tu parte

En los últimos años, el aumento del fraude ‘phishing’ y ‘smishing’ ha generado un incremento significativo en las reclamaciones contra la banca.

Muchos clientes se enfrentan a la negativa de las entidades financieras para reintegrar el dinero robado, argumentando la supuesta negligencia del usuario. En este artículo, exploraremos cómo protegerte del fraude ‘phishing’ y ‘smishing’, y qué pasos tomar si eres víctima de estas estafas.

¿Qué es el ‘Phishing’ y ‘Smishing’?

El ‘phishing’ y ‘smishing’ son técnicas de ingeniería social utilizadas por ciberdelincuentes para engañar a los usuarios y robar información confidencial, como datos bancarios. Consisten en enviar correos electrónicos y SMS fraudulentos que aparentan ser de entidades legítimas (bancos, empresas de mensajería, etc.) para obtener información personal.

Responsabilidad de la Banca y Derechos del Usuario

La ley de servicios de pago establece que los bancos deben restituir el dinero en operaciones no autorizadas. Sin embargo, muchas entidades financieras se niegan a devolver los fondos, culpando al cliente de negligencia por no proteger adecuadamente sus credenciales.

Reclamaciones y Respuestas Judiciales

Organizaciones de consumidores como Asufin denuncian que, en muchos casos, los tribunales fallan a favor de las entidades financieras. Sin embargo, la situación es variable y depende del conocimiento del usuario para detectar estafas.

Cómo Protegerse y Reclamar

Para protegerse del fraude ‘phishing’ y ‘smishing’, es fundamental:

Mantener la vigilancia: Desconfiar de correos electrónicos y mensajes no solicitados.

Verificar la autenticidad: Comprobar la autenticidad de los remitentes antes de proporcionar información personal.

Seguridad de claves: Nunca compartir contraseñas ni códigos de seguridad por correo electrónico o SMS.

En caso de ser víctima de fraude, sigue estos pasos:

Notificar al banco: Informar de inmediato a tu banco sobre la transacción fraudulenta.

Presentar Reclamación: Si el banco se niega a reintegrar los fondos, presenta una reclamación formal.

Recurrir a Instancias Legales: Si es necesario, busca asesoramiento legal y considera llevar el caso a los tribunales.

El fraude ‘phishing’ y ‘smishing’ representa un desafío creciente para los consumidores y las entidades financieras. Es fundamental que los usuarios estén alerta y tomen medidas preventivas para proteger sus datos bancarios. Asimismo, es importante reclamar con determinación en caso de ser víctima de fraude, para hacer valer los derechos como consumidor y promover una mayor responsabilidad por parte de las entidades financieras en la protección de sus clientes contra estas prácticas fraudulentas.

 

Style Selector