El Defensor del Pueblo hace 32 recomendaciones para evitar la exclusión financiera

El Defensor del Pueblo hace 32 recomendaciones para evitar la exclusión financiera

El acceso a servicios bancarios es fundamental para el desarrollo de una vida normalizada, especialmente en el rural, pero muchas personas se enfrentan a dificultades reales para realizar operaciones básicas como retirar efectivo o hacer transferencias.

La exclusión financiera es un desafío que afecta a diversos segmentos de la sociedad, impidiendo el acceso equitativo a servicios bancarios básicos. Para abordar esta problemática, el Defensor del Pueblo ha elaborado un informe detallado con 32 recomendaciones dirigidas a entidades gubernamentales, regulatorias y financieras. Estas propuestas tienen como objetivo garantizar que todas las personas, independientemente de su situación socioeconómica o geográfica, puedan acceder a servicios financieros esenciales.

Recomendaciones para la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa:

Definir la operativa bancaria básica: Es fundamental establecer claramente qué servicios deben incluirse en la operativa bancaria básica para garantizar un acceso mínimo a servicios financieros.

Promover la consideración de la operativa básica como servicio de interés general: Reconocer la importancia de la operativa bancaria básica como un servicio esencial para toda la población.

Garantizar la existencia de oficinas y cajeros en áreas poco pobladas: Es crucial asegurar que incluso en zonas remotas o poco pobladas haya acceso físico a servicios bancarios.

Salvaguardar la competencia entre entidades: Fomentar un entorno competitivo entre las entidades financieras para garantizar opciones accesibles y variadas para los usuarios.

Considerar el establecimiento de un régimen de compensaciones: Evaluar la posibilidad de establecer compensaciones para asegurar la viabilidad económica de la prestación de servicios básicos en áreas desfavorecidas.

Revisar la normativa de protección al cliente bancario: Actualizar la normativa para proteger mejor los derechos de los usuarios y garantizar una atención justa y transparente por parte de las entidades financieras.

Establecer una autoridad de defensa del cliente financiero: Crear una entidad especializada en la protección de los derechos de los clientes bancarios y la resolución de conflictos.

Mejorar las disposiciones sobre infracciones y sanciones: Ajustar las sanciones a las infracciones cometidas por las entidades financieras para garantizar un sistema justo y proporcional.

Reforzar la capacidad de supervisión del Banco de España: Dotar al Banco de España de los recursos necesarios para supervisar eficazmente la calidad de la atención al cliente y el acceso a servicios financieros.

Revisar la normativa sobre infraestructura de acceso al efectivo: Evaluar y actualizar la normativa relacionada con la disponibilidad de cajeros automáticos y puntos de acceso al efectivo en todo el territorio nacional.

Analizar y regular las medidas alternativas al circuito bancario: Estudiar y regular las opciones alternativas de acceso a servicios financieros, como el uso de agentes no bancarios o tecnologías emergentes.

Llevar a cabo una campaña de publicidad sobre el derecho de acceso a cuentas básicas: Informar a la población sobre sus derechos y opciones en materia de servicios financieros básicos para promover una mayor inclusión.

Facilitar el cambio ágil de cuentas comerciales a cuentas básicas: Simplificar los procedimientos para que las personas en situaciones de vulnerabilidad puedan cambiar fácilmente a cuentas básicas.

Reforzar la atención en educación financiera a colectivos vulnerables: Desarrollar programas educativos específicos para grupos en riesgo de exclusión financiera para mejorar su comprensión y gestión de asuntos financieros.

Estudiar el impacto de la inteligencia artificial en la operativa bancaria: Evaluar el potencial de la inteligencia artificial para mejorar la accesibilidad y eficiencia de los servicios financieros y garantizar que no haya exclusiones involuntarias.

Recomendaciones al Banco de España:

Clarificar la normativa sobre cuentas básicas: Emitir directrices claras para evitar la discriminación y garantizar el acceso equitativo a cuentas básicas, especialmente para ciudadanos extranjeros.

Establecer una cooperación con la Policía Nacional: Facilitar el intercambio de información con las autoridades policiales para verificar la documentación de identidad y simplificar los requisitos para la apertura de cuentas bancarias.

Actualizar los criterios de prevención del blanqueo de capitales: Adaptar los criterios de prevención del blanqueo de capitales para evitar denegaciones injustificadas de acceso a cuentas básicas y proteger los derechos de los usuarios.

Facilitar el tránsito entre cuentas comerciales y básicas: Establecer procedimientos claros y ágiles para permitir a las personas cambiar de cuentas comerciales a cuentas básicas sin interrupciones en sus transacciones financieras.

Establecer buenas prácticas para el bloqueo y cierre de cuentas: Desarrollar pautas para garantizar que el bloqueo o cierre de cuentas se realice de manera justa y considerada, especialmente para personas en situaciones de vulnerabilidad.

Estudiar el coste de las cuentas básicas: Realizar un análisis del coste neto asociado a la gestión de cuentas básicas y explorar formas de incentivar a las entidades bancarias para que las ofrezcan a su clientela.

Mejorar el seguimiento estadístico de cuentas básicas: Reforzar la recopilación de datos sobre el acceso y uso de cuentas básicas para comprender mejor las necesidades de los grupos vulnerables y evaluar el impacto de las políticas.

Crear una comisión de seguimiento de la exclusión financiera: Establecer un grupo de trabajo dedicado a estudiar las causas y factores de exclusión financiera y proponer medidas para abordarlas de manera efectiva.

Recomendaciones a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC):

Realizar un estudio sobre el coste de las cuentas básicas: Investigar el coste asociado a la prestación de servicios bancarios básicos y explorar estrategias para promover la competencia en este ámbito.

Facilitar la competencia en entornos con pocas entidades bancarias: Estudiar y proponer medidas para garantizar un entorno competitivo en áreas donde la presencia de entidades bancarias es limitada.

Recomendaciones al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC):

Actualizar los criterios de prevención del blanqueo de capitales: Colaborar con el Banco de España para actualizar los criterios de prevención del blanqueo de capitales y garantizar que no se discrimine a personas que soliciten cuentas básicas.

Realizar evaluaciones periódicas del impacto de la normativa: Evaluar regularmente el impacto de la normativa de prevención del blanqueo de capitales en grupos vulnerables y ajustar las medidas según sea necesario.

Recomendaciones a Correos y Telégrafos:

Mejorar la atención en áreas rurales y despobladas: Tomar medidas para aumentar la disponibilidad de servicios financieros en zonas rurales y poco pobladas.

Analizar la posibilidad de ofrecer servicios bancarios adicionales: Estudiar la viabilidad de que Correos pueda proporcionar servicios bancarios en colaboración con entidades financieras.

Recomendaciones a las entidades bancarias:

Reforzar el conocimiento de la legislación de igualdad de trato: Capacitar a los empleados para garantizar que cumplan con la legislación de igualdad de trato y no discriminen a los clientes.

Mejorar los procedimientos de gestión internos: Implementar procedimientos internos para evitar la denegación injustificada de solicitudes de cuentas básicas y simplificar los requisitos documentales.

Establecer puntos de contacto para resolver dudas: Designar puntos de contacto en cada entidad para ayudar a los clientes a resolver dudas y consultas sobre la documentación requerida.

Ofrecer cuentas básicas como alternativa para personas con dificultades financieras: Promover la oferta de cuentas básicas como una opción para personas que enfrentan dificultades financieras.

Adaptar la operativa bancaria a la legislación de accesibilidad: Asegurarse de que todos los servicios bancarios cumplan con los requisitos de accesibilidad para garantizar la igualdad de acceso.

Colaborar en la protección de personas vulnerables: Trabajar en colaboración con autoridades y organizaciones para proteger los derechos de personas con discapacidad y otras situaciones de vulnerabilidad.

Desarrollar herramientas digitales inclusivas: Crear herramientas digitales accesibles para garantizar que todas las personas puedan utilizar los servicios bancarios de manera efectiva.

El informe del Defensor del Pueblo destaca la importancia de garantizar el acceso equitativo a servicios financieros para todos los ciudadanos. Mediante una serie de recomendaciones dirigidas a diversas entidades y sectores, se busca promover la inclusión financiera y combatir la exclusión, contribuyendo así a una sociedad más justa y equitativa.

 

Style Selector