Esa parte de Jennifer y los seguros

Esa parte de Jennifer y los seguros

El mercado Lloyd’s, probablemente el centro de seguros más importante del mundo, se caracteriza por su carácter innovador.

 

Al indagar en el buscador de referencia en internet localizamos rápidamente seguros de muerte por risas, seguros de dedos, de manos, de piernas, de satélites artificiales cuando nadie los aseguraba… Uno de los seguros que la cultura popular aseguradora comenta desde hace años son las pólizas a enólogos frente a la pérdida del gusto o los seguros de las piernas de los jugadores de fútbol.

Uno de los que llenó el papel cuché fue el seguro del “trasero” de Jennifer López. Sobre él hay que comentar que no estaba solo asegurado el culo, no hubo peritación previa y, como tan magnífico “trasero” no tuvo afortunadamente ningún siniestro, tampoco hubo peritación por siniestro.

En ámbitos más cercanos, los jugadores de fútbol de élite tienen lo que se ha venido a denominar seguros de las piernas. En mi caso he asegurado más de un jugador profesional y he podido leer detenidamente alguna de las pólizas de deportistas españoles que más ha dado que hablar, como fue la póliza de los pulgares de Fernando Alonso en su primera etapa en el equipo Renault.

Diré para los legos en la materia que este tipo de seguro no es tan sofisticado como curioso, ya que es tan sólo un seguro de accidentes con un porcentaje de indemnización del 100% de una parte concreta del cuerpo. El capital normalmente elevado se otorga en base a los ingresos del asegurado y el uno y los otros deben mantener una proporción. De esta forma, puedo garantizar que nadie me aseguraría los dedos por veinte millones de euros, ya que la tentación de una amputación voluntaria sería muy elevada por la desproporción de mis ingresos con el capital asegurado.

En todo caso y debido a las particularidades de este tipo de seguros y por las elevadas cifras que se comprometen, es muy habitual que el mercado Lloyd’s sea un referente en este tipo de seguros.

Para los no iniciados en el Seguro, debo indicar que cuando hablo del mercado Lloyd’s y no de la aseguradora Lloyd’s es porque Lloyd’s no es una aseguradora sino que es un sitio donde las aseguradoras acuden a aceptar los riesgos que los brókeres les proponen. Por tanto, estamos hablando de un “conglomerado” de aseguradoras que trabajan con una marca avalada por más de 300 años de actividad. Tres siglos de historia en la que, como suele pasar, hay luces y sombras. En los inicios del Lloyd’s hubo más de las segundas que de las primeras ya que se aseguraron “cargamentos” de esclavos desde África al continente americano.

Ello tampoco debe servir para estigmatizar a Lloyd’s, ya que eran otros tiempos y, aunque ahora nos parezca una barbaridad, entonces se reconocía como una forma de negocio estandarizada y no olvidemos que una de las principales características de este mercado es la innovación.

error

Si te ha gustado, comparte este contenido