Nuevas normas de la UE sobre los productos defectuosos y derechos de los consumidores

Nuevas normas de la UE sobre los productos defectuosos y derechos de los consumidores

La Unión Europea (UE) busca actualizar las normativas vigentes relacionadas con productos defectuosos con el objetivo de brindar una mayor protección a los consumidores y mantenerse al día con el avance de las nuevas tecnologías.

La actual Directiva sobre responsabilidad por productos defectuosos tiene casi cuatro décadas de antigüedad. En septiembre de 2022, la Comisión Europea presentó una propuesta de actualización de estas normas para aprovechar las ventajas tecnológicas que ofrecen los productos más recientes.

El propósito de esta revisión de la Directiva es establecer normas consistentes en todos los Estados miembros, garantizar el funcionamiento adecuado de la economía digital y circular y facilitar a las víctimas de productos defectuosos la obtención de una compensación más justa.

Ampliación del alcance de las normas de responsabilidad revisadas

Para reflejar de mejor manera los cambios en el mundo digital y ecológico es necesario ampliar la definición actual de «producto» para incluir las actualizaciones de software, la inteligencia artificial y los servicios digitales, como robots, drones y sistemas domésticos inteligentes.

Al mismo tiempo, se excluyen de estas normas revisadas el software de código abierto o gratuito ya que su mejora depende de los usuarios. Esto significa que los desarrolladores no pueden ser considerados responsables de los daños que otros usuarios puedan causar.

Dado el compromiso de la UE con la sostenibilidad, los productos deben diseñarse con mayor durabilidad, reutilización, capacidad de reparación y actualización. Las normas de responsabilidad también deben modernizarse para adaptarse a los modelos de economía circular, garantizando transparencia y equidad para las empresas que realicen modificaciones sustanciales a los productos.

Daños ocasionados

Hasta ahora, la directiva solo consideraba los daños físicos como motivo de reclamación de indemnización. Con la nueva normativa, será posible reclamar una compensación por daños psicológicos médicamente reconocidos que requieran terapia o tratamiento.

También se permitirá solicitar indemnización por la destrucción o pérdida irreversible de datos, como el borrado de archivos en un disco duro. No obstante, esta pérdida deberá superar los 1.000 euros.

Responsabilidad del fabricante, importador, etc.

Según la propuesta de la Comisión, el periodo de responsabilidad será de 20 años. El Parlamento Europeo busca ampliar este periodo a 30 años en casos en los que los daños sean evidentes después de un periodo más largo.

Según la directiva revisada, siempre habrá un responsable en la UE por los daños causados por un producto defectuoso, incluso si el producto fue fabricado fuera de la UE.

Este responsable puede ser el importador del producto o un representante del fabricante. En caso de que no haya una empresa responsable, los consumidores aún podrán obtener compensación a través de los sistemas nacionales.

Procedimiento de indemnización más sencillo

El Parlamento busca simplificar el proceso para demostrar que un producto es defectuoso, que causó daños y que existen razones válidas para solicitar una indemnización.

Los eurodiputados desean que las autoridades nacionales de protección del consumidor ofrezcan guía y datos sobre cómo presentar reclamaciones de manera accesible y comprensible.

Los consumidores afectados podrán recurrir a los tribunales nacionales para solicitar que los fabricantes proporcionen evidencia de la defectuosidad del producto.

En la directiva actual, se establece un umbral mínimo de 500 euros para la reclamación de indemnización. El Parlamento propone eliminar este umbral para que los consumidores puedan demostrar la defectuosidad como causa de daños en cualquier producto.

Productos defectuosos

El Parlamento considera que un producto se considera defectuoso cuando no es seguro para un consumidor promedio.

Los defectos pueden estar relacionados con el diseño del producto, sus especificaciones técnicas, las instrucciones, su uso previsible, los efectos que otros productos puedan tener sobre el producto defectuoso a lo largo de su vida útil, o su capacidad de aprendizaje continuo.

A partir de ahora, los eurodiputados iniciarán negociaciones con los países de la UE para definir la legislación final.

 

Style Selector