Qué debes saber cuando un comercio te ofrece la financiación de tus compras

Qué debes saber cuando un comercio te ofrece la financiación de tus compras

¿Estás pensando en cambiar de coche, comprar una mega televisión, hacer un viaje o sacarte un máster pero no cuentas con los recursos necesarios? Ya sabes que, en muchos casos, tienes como posibilidad la financiación a través de los propios establecimientos donde realizas tu compra.

Son muchas las empresas y entidades que tienen acuerdos con entidades financieras, lo que les permiten ofrecer financiamiento para sus productos y servicios y facilitar a sus clientes la compra mediante un pago aplazado en cuotas mensuales.

Sin embargo, dado que es una solución financiera que igual tenemos que usar, es conveniente prestar mucha atención a ciertas cuestiones antes de aceptar y firmar una financiación.

Es necesario revisar las condiciones de financiación, al menos igual que el producto o servicio que has adquirido. Reflexiona si tienes ingresos suficientes para pagar la deuda, cuánto tiempo te llevará liquidarla y cuánto costará en total.

A pesar de que la oferta y los trámites se gestionan en el lugar de compra, la financiación la proporcionará una entidad financiera asociada, de manera que lo que realmente estarás firmando es un contrato de crédito al consumo que se vincula con la compra del producto o servicio y, por tanto, sujeta a aprobación del crédito.

Como en cualquier otro préstamo, la entidad debe cumplir con las mismas obligaciones que si te otorgara el crédito directamente. Esto implica evaluar tu capacidad de pago, explicar adecuadamente los detalles de la operación y proporcionarte información precontractual, incluyendo la INE (información normalizada europea). Además, conservas tu derecho a retractarte.

Recuerda informarte sobre la entidad financiera y obtener sus datos de contacto.

Otra alternativa de financiamiento a través de socios es a través de las tarjetas de crédito que con frecuencia ofrecen los centros comerciales o grandes superficies para pagar tus compras.

En estos casos, es común que en la caja o en la página web del establecimiento donde compres te pregunten por tu método de pago. Presta especial atención a la modalidad revolving ya que a menudo implica tasas de interés muy altas que pueden alargar el tiempo necesario para pagar la deuda.

 

Style Selector