Seguro de vida o de accidentes ¿Cuál es el más adecuado para ti?

Seguro de vida o de accidentes ¿Cuál es el más adecuado para ti?

Ha llegado un momento de tu vida en el que has adquirido responsabilidades importantes. Ya sea porque has formado una familia, comprado una vivienda o pedido un préstamo para empezar tu negocio, es en ese instante cuando eres realmente consciente de la importancia de contratar un seguro de vida o de accidentes

… Y de la importancia de garantizar un capital para el futuro para que, sea por fallecimiento o por las consecuencias de un accidente grave, tanto tú como tu familia podáis afrontar esas responsabilidades económicas de forma más llevadera.

La siguiente pregunta que nos hacemos es ¿Y qué es mejor para mi, un seguro de vida o de accidentes?

Si sigues leyendo, te contaremos en qué consiste cada tipo de seguro así como los elementos comunes que hay entre ambos seguros y que, a la hora de elegir, generan cierta confusión entre los consumidores.

También te mostraremos cuáles son las diferencias que existen entre ambos, lo que te ayudará a decidirte por el más adecuado según tus circunstancias personales, económicas y laborales.

Seguro de vida y de accidentes: Similitudes y Diferencias

Quizá le mejor manera de definirlos es en base a sus similitudes y diferencias.

Ambos seguros garantizan el pago de un capital en el caso de que se produzca un hecho cubierto en la póliza y cuya consecuencia produzca el fallecimiento, la invalidez o la incapacidad del asegurado. Pero, ojo, así como en el seguro vida las prestaciones tienen lugar «por cualquier causa» (salvo las excepciones comunes a todos los seguros) en el seguro de accidentes debe cumplirse la premisa de que el hecho que causa el daño debe ser accidental.

Esta diferencia tan notable hace que los seguros de accidentes sean por una lado más económicos y por otro que no se vean sujetos a variaciones de prima por edad o estado de salud, sólo por el IPC.

Entonces ¿Cuál elegir?

Como decíamos antes, la elección dependerá de la situación personal, económica y laboral. Por que no es lo mismo estar soltero, que tener hijos, tener o no una hipoteca o préstamos personales o ejercer una profesión o actividad de riesgo.

Estas serían algunas de las preguntas que debes hacerte:

¿Mi familia depende de mis ingresos? Ya sea por que existe esa dependencia o por que quieres garantizarles un futuro sin problemas económicos es posible que desees considerar un seguro de vida para asegurarte de que quedan protegidos en caso de que fallecimiento. Por otro lado, si no tienes dependientes financieros, un seguro de accidentes puede ser una mejor opción para protegerte en caso de una discapacidad temporal o permanente.

¿Tengo un trabajo o un estilo de vida que me pone en mayor riesgo de sufrir un accidente? Si la respuesta es si, como un trabajador de la construcción o un atleta, es posible que desees considerar un seguro de accidentes para protegerte en caso de que sufras una discapacidad o fallezcas debido a un accidente.

¿Cuál es mi presupuesto? Es importante considerar cuánto estás dispuesto a pagar por un seguro. Los seguros de vida suelen tener primas más altas que los seguros de accidentes ya que ofrecen una mayor protección financiera en caso de fallecimiento. Si tienes un presupuesto ajustado, es posible que desees considerar un seguro de accidentes como una opción más asequible.

¿Cuánta protección financiera necesito? Es importante cuantificar la protección financiera que necesitas en caso de una discapacidad o fallecimiento. Si hay personas en tu entorno que dependen de tus ingresos, es posible que necesites una mayor cantidad de protección financiera y, por tanto, contratar una suma asegurada más elevada que si no personas que dependan de tus ingresos.

¿Qué beneficios o prestaciones adicionales ofrecen estos seguro? Al elegir un seguro de vida o de accidentes es importante considerar los beneficios adicionales que ofrecen. Por ejemplo, algunos seguros de vida incorporan los llamados valores de reducción y rescate que permiten solicitar, a modo de crédito, un determinado importe en función de ciertos derechos económicos consolidados en el seguro. En el caso de los seguros de accidentes pueden incluir indemnizaciones en caso de incapacidad temporal o incluir la asistencia sanitaria a consecuencia de un accidente.

En resumen, al elegir entre un seguro de vida y un seguro de accidentes es importante considerar tus necesidades financieras y de protección así como tu presupuesto y valorar en su justa medida las prestaciones adicionales que ofrece cada tipo de seguro por lo que es aconsejable consultar con un corredor de seguros ya puede ayudarte a tomar una decisión informada y a encontrar, entre las distintas modalidades y entidades aseguradoras, el seguro que mejor se adapte a tus necesidades reales.

 

Style Selector