Seguros que puedes desgravar en tu declaración de la renta

Seguros que puedes desgravar en tu declaración de la renta

Se acercan las fechas de la campaña de la declaración de la y por tanto la obligación de tributar para todos los españoles con una renta igual o superior a 22.000 euros durante el año del ejercicio.

En relación a los seguros, existen ciertos casos en los que se pueden desgravar en la declaración de la renta 2022:

Seguros de vivienda: Los seguros vinculados a la hipoteca y préstamos hipotecarios firmados antes del 1 de enero de 2013, pueden desgravarse. En el caso del seguro de hogar, solo se puede desgravar la parte de la póliza que cubra daños provocados por incendios.

Seguros de salud: Pueden desgravarse sin importar si se trabaja por cuenta propia o ajena. Los autónomos pueden deducirse el importe que hayan pagado por su propio seguro de salud, así como el de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con él, con un límite máximo de 500 euros por persona y 1.500 euros para los miembros de la familia con discapacidad. Las empresas también pueden estar exentas de pagar las primas de seguros para la cobertura de enfermedad de sus trabajadores, cónyuges y descendientes, siempre que no superen los 500 euros anuales por cada persona asegurada o 1.500 euros para las personas con discapacidad.

Seguro de vida: Es importante tener en cuenta que no todos los seguros de vida se pueden desgravar y que esto depende de varios factores. Uno de los casos en los que se puede deducir el seguro de vida es cuando está vinculado a un plan de ahorro, ya que tributa de manera similar a los planes de pensiones. Las cantidades deducibles varían según la edad del asegurado.

En el caso de los seguros de vida convencionales que no incluyen un plan de ahorro y que cubren fallecimiento e invalidez, generalmente no se pueden desgravar. Sin embargo, los autónomos pueden considerarlos como un gasto deducible debido a su actividad y pueden desgravarse hasta un límite establecido por la Agencia Tributaria.

Si se tiene un seguro de vida vinculado a una hipoteca, se puede desgravar hasta el 15% de las cantidades destinadas a la compra de la vivienda habitual, incluyendo la prima del seguro de vida, con un límite máximo establecido y siempre y cuando la casa se haya adquirido antes de una fecha determinada. Sin embargo, en algunas regiones como Navarra y el País Vasco, hay excepciones autonómicas que permiten desgravar el seguro de vida vinculado a la hipoteca.

Seguro del vehículo: Únicamente se puede desgravar el seguro del vehículo si se utiliza para desempeñar la actividad profesional.

Seguros de responsabilidad civil profesional: Se pueden restar de la declaración, ya que se contratan para proteger la actividad profesional realizada.

Para trabajadores por cuenta propia con un seguro de baja o incapacidad laboral temporal, se pueden descontar hasta 500 euros.

 

Style Selector