Si has sido víctima de «phishing» ¿es posible recuperar tu dinero?

Si has sido víctima de «phishing» ¿es posible recuperar tu dinero?

Las estafas a través de internet siguen siendo, por desgracia, hechos demasiado frecuentes y que lejos de desaparecer se van a adaptando a las circunstancias para aprovecharse de fallos de seguridad o los descuidos de los usuarios.

Uno de los más frecuentes es el phishing, así que si sigues leyendo te contaremos en qué consiste, si es posible recuperar nuestro dinero y que amparo nos da la ley si somos víctimas de este tipo de estafa.

¿Qué es el phishing?

El objetivo  de este tipo de delito virtual es engañar y confundir a las víctimas, haciéndose pasar por una persona (empleado del banco) o entidad de confianza (correos, hacienda) con la finalidad de conseguir información confidencial.

La operativa más habitual es el envío de un email o un mensaje de texto SMS con un enlace hacia una página web falsa, que imita el diseño de la entidad oficial para conseguir que la víctima facilite sus claves personales o realice un pago. 

¿Es posible recuperar el dinero estafado mediante el phishing?

En primer lugar, es importante superar la sensación de culpabilidad por haber sido víctima de un fraude de este tipo y tener en cuenta que aunque el banco en primera instancia te diga que no se hacen cargo por ser un descuido del cliente, la ley protege muy bien a las víctimas, y los bancos tienen más responsabilidades que las que suelen querer aceptar en un primer contacto.

¿Qué dice la Ley?

Para estar amparados por la Ley de Servicios de Pago, los usuarios deben de cumplir tres condiciones:

-Usar el instrumento de pago de acuerdo con las condiciones pactadas en el contrato

-Tomar las medidas razonables para proteger sus credenciales

-Notificar sin demora cualquier robo, pérdida o fraude.

Por su parte, la ley en su artículo 45 obliga a las entidades bancarias a aplicar medidas de seguridad reforzadas, y tienen la obligación de devolver el dinero al cliente si este niega haber dado su autorización.

Para verlo más claro, lo mejor es analizar un caso concreto como el siguiente:

Un estafador aprovecha el phishing para robar la contraseña a la víctima con la finalidad de sacar dinero o efectuar una compra. El hecho objetivo es que el cliente no ha dado su autorización si no que le han usurpado la identidad. 

Aunque el banco no dará ninguna facilidad lo cierto es que debe demostrar que el cliente ha dado su autorización ya que, en caso contrario está obligado a devolver el dinero estafado.

¿Cómo recuperar el dinero estafado por phishing si el banco no colabora?

No nos vamos a engañar, el banco no te va a facilitar las cosas aunque tengas la ley de tu parte así que nuestra recomendación es buscar asesoramiento jurídico para seguir “negociando con el banco”

Con la ayuda de un profesional y teniendo en cuenta la jurisprudencia actual (en la mayoría de los casos, las entidades financieras se ven obligadas a devolver el dinero estafado por phishin) en muchos casos no hace falta ir a juicio ya que el banco le sale más a cuenta llegar a una resolución amistosa del litigio.

Consejos para evitar el phishing, sobre todo prudencia

Estos son algunos consejos que pueden movistar que seas víctima de este tipo de estafa virtual:

No te conectes nunca a tus servicios bancarios a través de un enlace. Usa siempre la app o ve a la página web de tu entidad escribiendo su nombre de dominio en la barra de navegación.

Nunca hagas clic en enlaces que vienen de números desconocidos, por mucho que te digan que son de tal o cual empresa.

– Comprueba el nombre de dominio (Url) en la barra de navegación. Revísalo con calma ya que a veces los cambios son mínimos.

Actúa rápidamente si crees que has sido víctima de phishing cancelando tus tarjetas o cambiando tus claves.

Utiliza los sistemas de identificación en dos pasos en todos los servicios bancarios o de pago. No es una medida de seguridad infalible pero se lo pone más difícil a los ciberdelincuentes.

 

 

Style Selector