Una sentencia del Tribunal Supremo establece que los daños causados por un perro tienen cobertura por el seguro de hogar

Una sentencia del Tribunal Supremo establece que los daños causados por un perro tienen cobertura por el seguro de hogar

El Tribunal Supremo ha tomado una decisión importante en relación a las indemnizaciones por daños causados por animales en España.

La sala de lo civil ha condenado a una entidad aseguradora a indemnizar a dos mujeres con más de 13.000 euros después del ataque de un perro en la calle y a pesar de que los daños causados por el animal no tenían una cobertura específica en el seguro de hogar de la casa donde vivía el perro.

La decisión corrige un fallo anterior dictado por la Audiencia Provincial de Madrid que había descartado que la compañía aseguradora tuviera que pagar indemnización alguna. El Juzgado de Primera Instancia Número 18 de la capital había tomado la misma decisión.

El Supremo ha argumentado que «en este caso se han vulnerado las reglas de la carga de la prueba», determinando que «la incertidumbre probatoria» pesa en realidad contra la empresa aseguradora, quien es a quien corresponde acreditar este extremo. Además, entiende que la demanda debe estimarse porque el artículo 1905 del Código Civil (CC) «hace responsable al poseedor del animal o al que se sirve de él, a responder de los daños que causase, aunque se le escape o extravíe»

Así, para el alto tribunal, la aseguradora debe indemnizar porque, «según la normalidad de las cosas, los animales conviven con sus dueños» y se ha acreditado que la propietaria vivía en la casa asegurada, entendiendo que el siniestro está cubierto por esa «responsabilidad civil ampliada a la vida privada» aunque no haya mención específica al perro en el mismo.

Este fallo es significativo ya que establece una interpretación más amplia de la responsabilidad civil en caso de daños causados por animales, y establece que los seguros de hogar deben cubrir a los perjudicados en estos casos, incluso si no hay una cobertura específica para los daños causados por animales en el contrato.

Es importante destacar que los propietarios de animales son responsables de los daños causados por su mascota y que es recomendable contratar un seguro de responsabilidad civil para cubrir estos eventuales daños a terceros.

En resumen, este fallo del Tribunal Supremo es un recordatorio importante para las aseguradoras y los propietarios de mascotas de que, en caso de un accidente, están sujetos a una responsabilidad civil y que es importante tomar precauciones para cubrir estos riesgos.

 

Style Selector