El Seguro de Decesos … porque hay cosas que no se pagan con dinero.

El Seguro de Decesos … porque hay cosas que no se pagan con dinero.

No todas las personas consideran necesario un seguro de Decesos pero, ¿conoces las coberturas que actualmente incluye uno de los seguros más populares en España?

Hay quien nos dirá que lleva toda la vida pagando el “seguro de los muertos”, que ha pagado su entierro varias veces ya (cosa que no es así, a no ser que vivas más de 100 años, y, ¿cuántas personas alcanzamos esta edad?). Otros nos dirán que aún es muy joven para eso (aunque no hay una edad para fallecer). Y otros ni se lo plantean (las razones pueden ser varias)

_ ¿Qué ocurre cuando falleces y no tienes contratado un seguro de decesos?

Pues que tú familia o herederos son quienes deben afrontar estos gastos,(es una obligación legal).

_ Y… ¿si no tienen capacidad económica para hacerlo, qué ocurre?

El Ayuntamiento asumirá los gastos y ¡¡os los reclamará!! Los bienes de la persona fallecida sufragarán esos gastos. Si la persona fallecida no tiene bienes y vosotros tampoco, deberéis acreditar que no podéis haceros cargo de este importe.

Lo que es realmente cierto es que estos gastos varían de un lugar a otro, pero en todos los sitios son muy elevados.

Leyendo esto podéis pensar, ¡¡ah pues donamos el cuerpo a la ciencia!! No podéis hacerlo, eso solo lo puede hacer la propia persona en vida, poniéndose en contacto con la Facultad de Medicina más próxima a su lugar de residencia o mediante testamento.

Si ya son elevados los gastos si falleces en tú lugar de residencia, si el fallecimiento sucede fuera del mismo, y tiene que entrar en juego un traslado, el importe de los gastos se dispara al alza. Este gasto se puede cubrir mediante un seguro de decesos.

Valorar el seguro solo desde un punto de vista económico, es un error; hay cosas que no se pagan con dinero:

– A tu familia o herederos les ahorras un desembolso económico importante.

– Les ahorras farragosos trámites que nadie estamos acostumbrados a hacer.

– Les das tranquilidad en esos difíciles momentos.

– Te ayudan con las gestiones posteriores, porque actualmente los seguros de decesos incluyen coberturas adicionales, muchas veces sin coste para el asegurado.

Algo que tenemos que saber también es que, si todos los gastos generados por el fallecimiento y sepelio del asegurado son inferiores al capital asegurado, la Aseguradora deberá abonar la diferencia a los familiares.

Cierto es que puedes crearte tu un fondo propio, pero ¿realmente constituirías ese fondo? ¿no tirarías de ese fondo cuando necesitases dinero urgente, pensando que ya lo repondrías (cosa que nunca harás)?

Para que te hagas una idea, en 2019 y según datos de ICEA, la prima media de los seguros de decesos en España fue de 297 euros por póliza, y 115 euros por asegurado (cada póliza de decesos tiene 2,5 asegurados de media).

El seguro de decesos, si todavía no lo tienes, es un seguro a valorar su contratación, porque como dice un buen amigo y compañero (Jorge), el fallecimiento es la única lotería que es seguro que te va a tocar, solo que no sabes cuándo.

error

Si te ha gustado, comparte este contenido