El Tribunal Supremo abre la puerta a reclamar los gastos hipotecarios

El Tribunal Supremo abre la puerta a reclamar los gastos hipotecarios

El Tribunal Supremo ha dictaminado que el período para reclamar los costos de las hipotecas comienza con la sentencia que anula dichos costos. Esta decisión unifica la doctrina a la luz de las resoluciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 25 de abril.

«Esto garantiza el derecho de todos los consumidores que aún no han reclamado sus gastos hipotecarios a hacerlo», afirma Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí. El Supremo ha permitido que aquellos que aún no han reclamado los gastos de su hipoteca puedan hacerlo. Esta es la principal conclusión de su sentencia del 14 de junio, en vista de la resolución del TJUE del 25 de abril.

La conclusión técnica es que el plazo de prescripción para la acción de restitución comienza a contar desde la sentencia judicial firme que declara nulos dichos gastos. Paradójicamente, la declaración de nulidad de dichos gastos no tiene plazo de prescripción, es imprescriptible. Sin embargo, la jurisprudencia del TJUE había señalado la prescripción de la acción de restitución en aplicación de los principios de equivalencia y efectividad.

El debate se centró en cuándo comenzaría el plazo. Algunos argumentaban que debería ser desde la sentencia del Supremo que declaró nulos por abusivos los gastos de hipoteca. Esa sentencia data del 23 de enero de 2019, por lo que, después de 5 años, aquellos que no hubieran reclamado ya no podrían hacerlo. Pero tanto Luxemburgo como el Supremo, en junio, dijeron que esa interpretación sería contraria a la Directiva 93/13.

Por lo tanto, tanto Luxemburgo como el Supremo indican que el plazo de prescripción no debe comenzar desde las resoluciones del TJUE. En ambos casos, porque sería lo mismo que presumir que la jurisprudencia genera automáticamente conocimiento en el consumidor. Y obviamente, ese automatismo no existe.

«La decisión del Supremo es muy importante porque muchos españoles se habían quedado fuera de la posibilidad de recurrir y ahora el Alto Tribunal abre la puerta a reclamar lo que les corresponde: los gastos hipotecarios que fueron cobrados en abuso», señala Juan Ignacio Navas, socio-director de Navas & Cusí, despacho especializado en derecho bancario.

El Alto Tribunal solo establece una excepción: que el banco pueda probar que el consumidor tuvo conocimiento pleno del abuso de los gastos cobrados antes de la sentencia firme que anula dichos gastos. «En el caso juzgado se estima que el banco no pudo probarlo a pesar de que los clientes denunciaron los gastos; y eso apunta a una jurisprudencia muy restrictiva en esta excepción», explica Navas.

En cualquier caso, el Supremo detalla que habrá que estudiar caso por caso para resolver si hubo o no conocimiento previo a la sentencia firme de nulidad de dichos gastos. «Una interesante sentencia que pone fin a una intensa controversia que finalmente se resuelve a favor del consumidor; una buena noticia».