Financiar la compra de un coche: ¿financiera o banco?

Financiar la compra de un coche: ¿financiera o banco?

Llega el momento de comprar un vehículo, ya sea nuevo o usado, y en muchos casos necesitamos recurrir a financiación.

Aunque es habitual que las propias marcas y concesionarios ofrezcan la financiación a través de entidades concertadas, lo más utilizado por los consumidores es recurrir a su banco para solicitar un préstamo personal

Desde Territorio Seguro vamos a tratar de analizar en qué casos es más recomendable una opción que otra..

Elegir financiera o préstamo personal

Aunque , cada vez más, los productos de financiación se asimilan a los créditos ofrecidos por las entidades bancarias, sobre todo en lo relativo a los tipos de interés todavía podemos encontrar condiciones diferentes.

Por un lado hay que tener en cuenta que los bancos suelen ofrecer condiciones especiales a los clientes vinculados, es decir, en el caso de tener domiciliados nuestros ingresos, somos titulares de operaciones de ahorro o de inversión o tenemos contratado una hipoteca, es probable que se pueda obtener algún tipo de beneficio en la financiación.

Un buen ejemplo de esto son los préstamos pre concedidos, cantidades de dinero que ya están concedidas de antemano cómo financiación, aunque no las utilicemos, y de las que podemos disponer en apenas unas horas tras su solicitud ya que se encuentran pre concedidas. Estos préstamos habitualmente mantienen intereses más bajos que la media, y más competitivos que la oferta de consumo habitual.

Por otro lado, las financieras, suelen ofrecer algunas ofertas concretas en función del tipo de vehículo, de si se entrega otro vehículo o no, o incluso de los plazos elegidos. Estas ofertas también se pueden traducir en una mejora de los intereses o los gastos, o incluso en algunos periodos de carencia.

Llegados a este punto, como podemos entender, el resumen va a ser sencillo, y es que lo que realmente debemos hacer en todos los casos es una comparativa.

Es lo más adecuado para poder tomar una decisión fundamentada. La comparativa se basará en contrastar el documento que nos propone el banco en cuanto al préstamo, y el documento que nos pueda ofrecer la financiera del concesionario o de la marca. Y es en esa comparativa donde vamos a encontrar aquí oferta que realmente mejor se adapte a nuestro bolsillo. Recordando siempre que, la reducción de intereses no tiene por qué ser necesariamente, en primera instancia, el indicativo básico en el que fijarnos.

 

Style Selector