¿Se puede traspasar un plan de pensiones a otra persona?

¿Se puede traspasar un plan de pensiones a otra persona?

Un plan de pensiones es como esa hucha que tenías de pequeño, pero a lo grande y pensado para cuando te toque la jubilación.

Básicamente, es un ahorro a largo plazo donde metes tu dinero, ya sea de vez en cuando o con aportaciones periódicas.

Los gestores del plan se encargan de invertirlo siguiendo ciertos criterios de rentabilidad y riesgo. Así, cuando llegue el momento de rescatarlo, tendrás acceso a tu dinero y las ganancias que haya generado.

¿Te has aburrido de tu plan de pensiones? ¡Traspásalo!

Lo genial de los planes de pensiones es que puedes traspasarlos, en parte o totalmente, las veces que quieras y sin que te persiga Hacienda. Puedes mover tu plan de un sitio a otro o incluso cambiarlo a un Plan de Previsión Asegurado (PPA), y viceversa, sin que te penalicen.

Rescatar el plan de pensiones: el momento de la verdad

Llegado el día de la jubilación, o si sufres una incapacidad permanente, invalidez, fallecimiento o dependencia severa, podrás recuperar tu dinero. También hay casos especiales como enfermedades graves, desempleo de larga duración o cuando las aportaciones tengan más de 10 años. En cualquiera de estas situaciones, puedes rescatar tu plan de pensiones y acceder a tus ahorros.

Derechos consolidados: ¿puedo traspasar mi plan de pensiones a otra persona?

En teoría, no puedes pasarle tu plan de pensiones a otra persona como si fuera un regalo de cumpleaños. Sin embargo, puedes cambiar al beneficiario del plan. Así, si prefieres que tus ahorros vayan a parar a otra persona, puedes designarla como beneficiario para que reciba la renta resultante.

Los derechos consolidados, es decir, el dinero acumulado en el plan de pensiones, no tributan en el IRPF mientras no se reembolsen. Esto significa que mientras no saques el dinero, sigue siendo tuyo y no tienes que preocuparte por impuestos hasta que lo rescates.

Cómo traspasar un plan de pensiones a otra persona

La ley permite cambiar al beneficiario de un plan de pensiones, lo cual es útil si, por ejemplo, el titular fallece. Los derechos acumulados pasarán a los beneficiarios designados, quienes podrán decidir si rescatan el plan en ese momento o lo posponen para más adelante, según su situación económica y fiscal. Eso sí, los nuevos beneficiarios no podrán hacer aportaciones adicionales.

La ley y los planes de pensiones: todo claro, nada oscuro

Según la legislación española, los beneficiarios pueden movilizar los derechos económicos de los planes de pensiones a otros, siempre y cuando esto esté contemplado en las especificaciones del producto y las condiciones de garantía lo permitan.

En cualquier caso, no se puede ser partícipe y beneficiario por la misma contingencia en un mismo plan de pensiones o en varios simultáneamente.

Una consulta a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) clarifica que el beneficiario de un plan de pensiones por fallecimiento del titular puede traspasar los derechos derivados a su propio plan de pensiones. Además, puede seguir aportando al mismo para futuras contingencias, como su propia jubilación.