¿Qué cubren los seguros incluidos en un vehículo de alquiler? ¿Cuál es la mejor opción?

¿Qué cubren los seguros incluidos en un vehículo de alquiler? ¿Cuál es la mejor opción?

Vacaciones, escapadas de fin de semana, viajes de negocios, etc. Si has elegido alquilar un vehículo para desplazarte o una vez que has llegado a tu destino. ¿Sabes qué coberturas tienes incluidas en el seguro del coche?

Esta es la pregunta que vamos a tratar de responder a continuación y que como consumidor debes hacer a la hora de alquilar un vehículo.

¿Cómo son los seguros incluidos al alquilar un coche? ¿qué cubren? ¿hay diferentes modalidades? ¿cuál es la mejor opción?

Parece simple y muchas veces nos fiamos de lo que nos ofrece la empresa de alquiler, pero cuando hay un problema, es cuando realmente somos conscientes de su importancia.

Los seguros para alquiler de vehículos vacacionales tienden a tener más incidencias. Conducir un vehículo al que no estamos acostumbrados o circular por calles o lugares no habituales, supone una mayor probabilidad de tener un percance que, por muy leve que sea, nos obligará a comunicar el correspondiente parte.

Generalmente, las empresas de alquiler de vehículos suelen ofrecernos (también les conviene) un seguro a todo riesgo que garantizará la cobertura más amplia para los denominados «daños propios«, es decir para cubrir los daños ocasionados al vehículo alquilado y cuando la culpa sea del propio conductor.

Lo que hay que saber es que estos seguros pueden contratarse con o sin franquicia, lo que marcará la diferencia a la hora de tener que asumir y pagar (o no) un porcentaje o cuantía de los daños ocasionados al coche.

Es evidente que el «todo riesgo sin franquicia», aunque es menos común por ser más caro, es más ventajoso para el cliente ya que no tendría que pagar una cantidad adicional en caso de incidente.

Por otro lado, el «todo riesgo con franquicia» es lo más contratado por los usuarios para reducir el coste global del alquiler del vehículo pero hay que tener en cuenta que, a menor precio mayor importe o porcentaje de la franquicia.

Esto implica que si tienes un percance, como daños propios o a terceros, parte del coste de los daños ocasionados deberá asumirlos el cliente hasta alcanzar la franquicia acordada, siendo por cuenta de la aseguradora el importe restante de los daños.

Por nuestra parte, recomendamos prestar atención a las indicaciones de los empleados de la empresa de alquiler (deben leernos las condiciones del contrato de alquiler y del seguro del vehículo, los posibles daños preexistentes, el nivel de combustible) y valorar la conveniencia o no de incluir una franquicia y su importe.

Por eso, es importante confirmar con la empresa de alquiler qué tipo de seguro está contratado y el importe de la franquicia. Además, deberemos asegurarnos si hay cargos adicionales por la edad o antigüedad del carnet de conducir, por añadir un segundo conductor o ampliar las coberturas.

Es verdad que, en ocasiones, se puede contratar un seguro a terceros para abaratar al máximo la prima correspondiente pero hay que tener muy claro que este tipo de seguros solamente amparan los daños ocasionados con culpa a otras personas o vehículos pero que excluye los daños propios ocasionados al vehículo alquilado. En todo caso podrá estar cubierta la rotura de lunas y cristales como garantía adicional.

 

 

Style Selector